Salud Animal

Importancia de la fibra en la salud ruminal de ganado productor de carne

Los forrajes representan la fuente principal de fibra en las dietas del ganado alimentado en corrales, y tienen un impacto importante sobre la salud ruminal y el comportamiento productivo del animal. Sin embargo, este efecto depende en gran medida de la calidad, del tipo y el tamaño de la fibra que contienen.

La fibra se encuentra como un componente de las paredes celulares en los forrajes, y está representada por la celulosa, la hemicelulosa, la lignina, y la fibra soluble (pectinas, fructosanos, galactanos, y ß glucanos). Se considera como un carbohidrato no digerible por enzimas animales, pero puede ser utilizado potencialmente por los microorganismos ruminales. Un nivel alto de fibra en la ración no siempre indica que la dieta tiene suficiente fibra efectiva para promover una buena salud ruminal, sobretodo, si este forraje está muy molido.

A la eficacia de la fibra para estimular la motilidad ruminal, la masticación, la salivación y la rumia se le llama fibra detergente neutro efectiva (FDNe), y depende directamente del tamaño de partícula del alimento que la contiene. Entre más grandes sean esas partículas más efectivas serán para estimular al epitelio ruminal, pero cuando el mismo forraje se muele a menos de un cuarto de pulgada, la efectividad de la fibra disminuye marcadamente.

Sin embargo, el porcentaje de FDNe también está en función del tipo de forraje, hay alimentos como la semilla de algodón, o la cascarilla de algodón que tienen un alto contenido de fibra efectiva; en contraste, la cascarilla de soya a pesar de su alto contenido de FDN, tiene un valor de FDNe bajo debido al tamaño de su partícula, lo que hace que no tenga una buena función para estimular la rumia.

El concepto de fibra mínima o fibra efectiva, fue desarrollado para ganado lechero con la finalidad de mantener un nivel adecuado de grasa en la leche, sin embargo, este concepto se ha adaptado para satisfacer las necesidades  de la fibra cuando el ganado es alimentado con dietas altas en grano.

La concentración necesaria de FDNe requerida en dietas altas en energía es del 8%, ya que se considera un nivel adecuado para mantener el pH ruminal por encima de 5.7; valores inferiores a este pH, reducen drásticamente la ingesta de materia seca en el ganado.

Categorías:Salud Animal

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s