Ganadería

Estiércol de bovino, mina de oro sin explotar

El estiércol de bovino es como una mina de oro que no se ha terminado de explorar, por lo que consideran los expertos que, en esta fuente, se encuentra una base para suplir muchas de las inversiones que se requieren en los predios ganaderos.

El investigador en nutrición de suelos, Álvaro Rodas Peláez, en el canal de Youtube tierras, pastos y ganado, explica que los sistemas de confinamiento o semiestabulación tienen un objetivo principal que es la producción de leche o carne. Pero para él, el objetivo principal de producir leche y carne en confinamiento está en el estiércol.

Asegura el profesional que es más rentable el estiércol, que es el resultado de la digestibilidad de la rumia de pastos en calidad y en cantidad  que la misma leche y carne.

En ese orden de ideas, asegura que quien trabaje con estabulación o confinamiento de animales y no pague algunas de las inversiones de su proyecto con el estiércol de bovino, está perdiendo tiempo y dinero.

Beneficio:

En opinión de Rodas Peláez en la actualidad se tienen muchos problemas de desbalances minerales en los suelos, hoy producimos carne y leche para producir la comida que los animales requieren porque la genética sin la comida no se manifiesta y si el empresario ganadero no se encarga de la nutrición de los suelos, entonces no hay comida.

Sin embargo, es importante tener claro que, aunque parezca poco, el estiércol es una importante materia prima en todo el proceso y actividad ganadera.

Menciona Rodas Peláez  que ese estiércol que nos entregan los bovinos es la base para establecer una fábrica de abono orgánico y montar una empresa que le va a vender el abono orgánico a la empresa productora de leche y carne, y con ese dinero puede pagarse la administración de una finca.

En este orden de ideas, puede decirse que, si el productor hace esto, se torna en un agricultor-empresario-ganadero para producir leche y carne, pero con pasturas tecnificadas y producidas a bajo costo.

Según comenta Rodas Peláez, desde este punto de vista, se debe tomar el estiércol, montar un programa o una fábrica de abonos orgánicos para devolverle al suelo lo que nos ha dado, transformando ese pasto digerido por el estómago de un bovino, en abono orgánico.

El estiércol no es solamente heces, sino una materia prima que contribuye a mejorar la estructura del suelo, así como impulsar su eficiencia bioquímica y aumentar la capacidad de intercambio catiónico.

Categorías:Ganadería, Nacional, Productores

Etiquetado como:

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s