Razas

Raza Bovina Normando, conformación y aptitud lechera

Origen de la raza bovina Normando

La raza bovina Normanda es una raza muy antigua; procede del cruzamiento entre los bovinos que poblaban la Normandía en el siglo IX y los animales traídos por los conquistadores vikingos. La selección de esta raza comenzó muy pronto puesto que los primeros intentos se remontan al siglo XVII y hacen hincapié en el desarrollo, la conformación, las aptitudes lecheras y mantequilleras.

Llega a Colombia en el año 1877 gracias a la importación de un toro puro que posteriormente sería cruzado con la vacada mestiza descendiente del ganado de los españoles en la época de la conquista y la colonia, dando inicio de esta forma al mejoramiento genético de la que hoy día es una raza sólida de doble propósito, que gracias a su fácil adaptación se ha desarrollado en una gran variedad de climas y altitudes de la geografía Colombiana.

La Normanda es una raza de doble propósito de gran tamaño (140 cm a la cruz en las hembras adultas), con una buena capacidad toráxica y abdominal, una pelvis larga y ancha, ligeramente inclinada, una línea superior, recta y muscular y sólidos aplomos que soportan el conjunto y una ubre equilibrada, apta para el ordeño mecánico.

En producción Cárnica garantiza la obtención de canales pesadas, muy bien conformadas con abundantes masas musculares que contienen carne de gran calidad, caracterizada por su suave consistencia, terneza y jugosidad, atribuidas todas éstas a la homogénea distribución de la grasa (marmoreo); bien sea en animales de desecho o manejados en sistemas de ceba.

Más allá del beneficio económico logrado gracias a su productividad láctea y cárnica, la Normando ha conservado la capacidad funcional que garantiza al ganadero un mayor rendimiento económico de una raza fácil y cómoda de trabajar debido a sus aptitudes ampliamente reconocidas como la fertilidad, longevidad, rusticidad, docilidad, facilidad de parto y aptitud materna.

Estas aptitudes se atribuyen a sus orígenes, en donde las condiciones climáticas, los métodos de crianza con pastos nativos y con recursos forrajeros limitados permitieron desarrollar en los primeros animales un gran poder de adaptación a diversas formas de manejo y a los climas adversos logrando bajo estas condiciones altos rendimientos de producción.

Hoy día se consolida como una raza equilibrada en el doble propósito, con animales de buenos esqueletos, correcta musculatura, aplomos fuertes y excelente conformación a nivel de la ubre, que permitan expresar el potencial productivo de la raza francesa, con más de cien años de adaptación a las condiciones Colombianas.

Categorías:Razas

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s