Ganadería

Estrés calórico en ganado lechero: Alternativas de manejo ambiental y nutricional

Durante esta época, uno de los mayores desafíos para los ganaderos lecheros en México lo representa precisamente el daño que el estrés calórico le causa a las vacas lecheras, lo cual limita su comportamiento productivo.

La productividad de las vacas es afectada negativamente debido a la disminución en el consumo de alimento causado por el incremento de la temperatura corporal del animal, provocado a su vez por la acumulación de calor tanto del producido por el metabolismo como del adquirido por la energía radiante (West, 2003).

De acuerdo con Beede y Collier (1986) existen dos manejos, independientes de la resistencia genética, para minimizar el estrés calórico, los cuales incluyen:

🚩 1) Modificación del medioambiente, empezando con aplicación de sombras para proteger la vaca de la radiación solar directa e indirecta, con lo cual se reduce hasta un 50% la acumulación de calor bajo una sombra bien designada (considerar un espacio de sombra entre 4.2 y 5.6 m2; reducción de temperatura corporal de 39.4 a 38.9 °C) y también se puede considerar la aplicación de un sistema de enfriamiento basado en la combinación de los principios de convección, conducción, radiación y evaporación, por lo que para disipar el calor deberá aplicarse movimiento de aire, mojado de la vaca, evaporación para enfriar el aire y sombra para minimizar la transferencia de radiación solar.

🚩 2) Manejo nutricional, el cual incluye reformulación para un consumo de materia seca reducido. Usualmente disminuye el consumo de materia seca bajo clima caluroso, por lo que la densidad de nutrientes en la dieta debe incrementar. Bajo condiciones de climas calurosos se presentan algunos cambios fisiológicos en el sistema digestivo, equilibrio de la química ácido-base y hormonas en sangre, provocadas por la disminución del consumo de alimento y por la situación de estrés de la vaca. Las neuronas sensibles a temperatura están localizadas por todo el cuerpo de la vaca y mandan información al hipotálamo, el cual a su vez genera cambios fisiológicos, anatómicos o de comportamiento a fin de mantener el balance de calor.

Categorías:Ganadería, Nacional, Noticias

Etiquetado como:,

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s